CERRAR

Información importante sobre Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Blog

19 OCT 2021
0

Alcoholismo vs Adicción a otras sustancias

Las características de las personas con problemas con el consumo abusivo de alcohol difieren de las de las personas con adicciones a otras sustancias. En nuestro Programa de Alcoholismo hemos reflexionado sobre ello y he aquí las principales conclusiones a las que hemos llegado:

-Edad. La media de edad de las personas con problema exclusivamente de alcohol ronda entre los 50-60 años, mientras que la de personas con problemas de toxicomanías (sustancias ilegales generalmente acompañadas con el alcohol) puede ser de 30-40, es decir, 20 años de diferencia.

-Acompañamiento familiar. Las personas familiares que les acompañan en ese proceso normalmente son parejas o hermanas-os en el caso de personas alcohólicas, mientras que en el caso de personas toxicómanas, generalmente son  madres y padres.

- Años de consumo. Se considera que cuando una persona con problemas de consumo de alcohol llega a tratamiento, lleva más de 20 años bebiendo de forma excesiva, mientras que el segundo grupo no lleva más de 10.

-Estructura de vida. Salvo algunas excepciones, la persona alcohólica ha podido llevar una vida “ordenada”, en muchas ocasiones gracias a haber mantenido el trabajo y por la propia estructura de la familia, que ha conseguido que no llegue a extremos de terminar en la calle. Gracias a esto, también han conseguido tener ahorros, que los hijos e hijas puedan estudiar, en definitiva, mantenerse.

- Estructura académica/laboral. En el caso de personas toxicómanas, es más frecuente que no hayan podido mantener el trabajo o los estudios, las amistades o incluso la familia, llegando a tener conductas que han rozado la ilegalidad, como consumo de sustancias, tráfico de drogas, hurtos, robos, etc.

- Influencia familiar. Consideramos también que la presión familiar puede ser más influyente y decisiva en las personas toxicómanas que en el caso de las persona alcohólicas, ya que en el primer caso hay una dependencia  mayor de la familia, sobre todo de recursos económicos, alimentación, casa, etc.

-Mecanismo de defensa. La negación es un mecanismo de defensa que en la persona alcohólica está mucho más presente que en las toxicómanas, debido en parte a la aceptación social del alcohol sobre las toxicomanías.

Compartir:

Comentarios
Escribe un comentario

SUSCRÍBETE AL BLOG

Y recibe las novedades en tu email.

He leído y acepto la política de protección de datos.

Buscador

Últimos comentarios

Categorías

Filtra las entradas por su categoría: